Con el agua encabezando la lista, el café y el té ocupan el segundo lugar como las bebidas más consumidas del mundo.

Pero, hay una discusión constante sobre qué bebida toma la posición dos y tres en la lista.

Algunas personas insistirán en que el té es mejor que el café y seguramente será el segundo en la lista, pero otros insistirán en que es el café el que ocupa el segundo lugar.

El café es la bebida favorita de muchas personas que no pueden seguir con su rutina diaria sin antes beber una taza de café al despertarse por la mañana.

La primera actividad que hacen cuando se levantan de la cama es preparar café y solo después de haber bebido su primera taza, podrán irse a trabajar.

Y aunque es una rutina habitual para los bebedores de café, muchas personas dicen que contiene una sustancia adictiva que no es buena para la salud.

La cafeína que contiene es lo que lo hace adictivo, pero es malo solo si bebemos demasiado.

El café tiene propiedades antioxidantes que las personas creen que son útiles para desacelerar el proceso de envejecimiento.

Y también se han realizado estudios que muestran que beber café disminuye la posibilidad de contraer la enfermedad de Parkinson al aumentar la circulación de la dopamina en el cuerpo.

Cuando hay una necesidad de mantenerse despierto porque todavía tiene cosas importantes para hacer, beber café puede ayudar.

 

El té por su parte, se prepara de varias maneras.

La forma habitual de servirlo es macerado, remojándolo en agua hervida.

Los tés instantáneos se empacan en bolsitas de té que se venden en todo el mundo.

Al igual que el café, el té también tiene muchos beneficios para la salud.

También contiene una gran cantidad de antioxidantes para ayudar a frenar el proceso de envejecimiento.

Ayuda al cuerpo a aumentar su resistencia a las infecciones, y también ayuda a mantener los dientes en buen estado, fortaleciéndolos debido a los polígenos que reducen la formación de placa.

Beber té ayuda a la digestión y ésta es probablemente la razón por la cual mucha gente cree que también ayuda a reducir de peso.

 

Entonces, ¿qué bebida es la mejor, té o café?

Ambos tienen diferencias, como la forma en que están preparados, así como su sabor y aroma.

Pero ambos contienen cafeína y antioxidantes en cantidades diferentes.

 

En este caso, para responder a la pregunta en cuestión: té o café? lo mejor será permitir que las dos bebidas ocupen el segundo lugar de la lista.

Cada bebida tiene sus propios beneficios y ambos son disfrutados por las personas sin importar cuáles sean sus opciones.

Lo más importante es que ambas bebidas ofrecen beneficios de salud y lo mejor es sacar el máximo provecho de ellas, sin importar si es el café o el té lo que más te gusta.

Por Abraham E. Donovan