5 razones para no preparar café en una greca

Como ya lo vimos en nuestro artículo sobre las máquinas de café, existen muchas alternativas para hacer café, y preparar café en una greca es una de las opciones más populares en Colombia.

Pero cuando la greca se descompone, suele generar un ataque de pánico en las oficinas.

Y cuando se queda conectada toda la noche, produce insomnio al encargado del respectivo centro de costos, por el gran aumento en el consumo de energía.

Suele generar malestar en los directivos por los sobrecostos por mantenimiento, la compra de repuestos o por daños, la mayoría de las veces, irreparables de la greca.

Además de las anteriores razones, hoy quiero presentarle 5 razones para no preparar café en una greca:

  1. El café y el oxido

    Si al leer este punto, vino a su memoria el rodadero del parque de su infancia, quiero tranquilizarlo, no me refiero a ese tipo de óxido, le hablo del proceso de oxidación que sufren los alimentos, aunque para efectos físico-químicos, es casi lo mismo.

    Cualquier alimento, al entrar en contacto con el oxígeno, inicia un proceso químico que afecta sus propiedades y es conocido, como oxidación.

    En el café, la oxidación genera un cambio en el ph, haciéndolo más acido. Lo cual genera muchos males para la salud, que injustamente han sido achacados al café bien preparado.

    Pero usted se preguntará: ¿qué tiene que ver la oxidación con mi amada greca? y la respuesta es sencilla: la greca prepara el café por un proceso de evaporación del agua, que es absorbida por el café, que empieza su proceso de oxidación al ir goteando poco a poco dentro del contenedor de la greca.

    Es así como usted, querido amante de la greca, la mayoría de las veces, consume un café ácido y oxidado.

  2. ¿Le gustan los recalentados?

    Un desayuno con un calentado de frijoles, pasta, o lentejas, puede ser todo un manjar, pero le aseguro que no es tan apetitoso cuando usted ha calentado esos frijoles, pastas o lentejas por varias horas o incluso, días.

    Es lo que hace su amada greca, tomar una bebida oxidada y mantenerla caliente por muchas horas, ¿o usted ha visto a Rosita preparando café cada 30 minutos?

    Eso explica esa horrible sensación de retorcijones en su estómago cada vez que toma el café de su –ya no tan amada– greca, a eso de las 3 de la tarde. Y usted echándole la culpa al almuerzo.

  3. El tinto es muy barato

    Estoy seguro que el jefe de compras en su empresa, adora la greca porque el café sale “regalado”.

    ¡Solo es cuestión de comprar una libra de café y ya! Hay tinto para todos por una semana, o más.

    Pero, si usted es el dueño de la empresa, creo que tiene algunas cosas que enseñarle a su encargado de compras, sobre costos.

    ¿Sabía usted que una greca consume 1,8 Kw/hora? Y si no sabe cuánto es eso; es como si tuviera un aire acondicionado encendido todo el tiempo.

    Consume más que una plancha o una nevera. Casi lo mismo que un secador de pelo.

    Y ni hablar del sueldo de Rosita, ese que le produce úlceras cada diciembre, cuando se anuncia el incremento del salario mínimo.

  4. Una greca es para toda la vida

    Como dice la canción: nadie es eterno en el mundo, y lo lamento, su greca lo es menos.

    Como cualquier electrodoméstico, tiene una vida útil. Y así la cuide como la niña de sus ojos, su duración será a lo sumo de 3 a 5 años.

    Ahora, si su greca aún existe pero su proceso de fabricación no fue libre de soldaduras de plomo, tal vez sea usted quien dure menos que ella.

  5. Ahora hay cafeteras en promoción

    Disculpe mi crueldad, pero los 3 primeros argumentos anteriores son igualmente válidos tanto para las grecas como para esa súper-cafetera que piensa comprar para reemplazar su antigua greca.

    Pero tenga en cuenta que ahora tiene que cubrir los costos de los filtros y que cuando esa tetera, que usualmente es en vidrio, se rompe, casi siempre se verá obligado a comprar una nueva cafetera.

Pero no todo es malo, salvo para los fabricantes de grecas y cafeteras.

Afortunadamente, para su salud y para su bolsillo, existen nuevas alternativas que le permiten preparar un café fresco y rápido.

Pero si además, lo que busca es una alternativa fácil, práctica, económica, ecológica, deliciosa y con muchas opciones de bebidas: calientes o frías; lo que usted está buscando es una solución como la de Bebidas Express.

Por Jorge Atuesta.

Visite nuestro Catálogo de Productos.

O puede contactarnos para programar una visita, y le brindaremos opciones que no representan sobrecostos para su empresa, y aprovechando al máximo su logística ya instalada.

Deja un comentario