La Historia del Té

¡Todo el mundo ama una buena taza de té!

Una taza de té caliente pone al mundo al derecho. Saca una sonrisa en su cara y calienta su alma después de un día duro de trabajo.

Una taza de té aleja los dolores y trae alegría en su rostro con cada sorbo.

Una taza de té caliente es un tesoro medicinal y algo sin lo cual la cultura británica no sería igual.

Beber té se remonta hasta el siglo X a. de C., donde se registró históricamente como una costumbre china para disfrutar de las hojas de té procesadas.

Supuestamente, dejó sus raíces chinas y la costumbre de tomar té comenzó a influir en las regiones asiáticas adyacentes, como Japón y Corea, que abruptamente se aferraron al cultivo de las hojas de té, y a tomar té.

En algún momento del siglo XVI, el té se introdujo en la economía inglesa, gracias a la alianza del rey Carlos II con Portugal a través de sus lazos maritales.

Los portugueses mantenían canales de comercio bien establecidos con China, a través de los cuales, el té pronto se convirtió en una mercancía accesible que los británicos no querían prescindir.

En la civilización occidental, el té se empezó a tomar por primera vez como un lujoso elixir.

Tomar este “oro líquido” era un verdadero honor y sólo lo consumían las clases más privilegiadas.

Después, fue bebido tanto para consumo medicinal como recreativo, y poco a poco se fue encontrando en ocasiones especiales y celebraciones.

Posteriormente, a través del floreciente comercio del té de la India y una enorme caída en su precio, en el siglo XIX, el té se convirtió en un refresco de la clase trabajadora y comúnmente se bebía en todos los hogares.

Ya no tenía el estado de bebida real que una vez reclamó, y floreció como una selección popular para tener siempre disponible en los estantes de la cocina de la típica familia inglesa.

Los británicos llevan muchos años bebiendo té, y la cultura del té se ha trasladado de una tradición de la realeza, a una nueva era de gente consciente de la salud y de los beneficios de esta rica bebida.

Mucho se ha hablado de los beneficios del té verde, que es muy bueno para erradicar las toxinas dañinas del cuerpo, ayuda a la digestión, contribuye a la pérdida de peso y mucho más.

Estos tipos de tés saludables, parecen ser el camino hacia una salud limpia, mientras se disfruta de una bebida rica y vigorizante.

Muchas marcas de té están preparando ahora una tormenta de mezclas descaradas, como Té de Manzana, té de limón, de Durazno, Mandarina y Frutos Rojos
Ahora se puede tomar caliente o frío; y añadirle leche, crema o azúcar al gusto.

Y también, hay una gran cantidad de tés holísticos que ofrecen una gran variedad de ingredientes que ayudan a curar una serie de dolencias.

La bebida del té se ha levantado del refinamiento al público en general y ahora, con la introducción de tendencias modernas con mezclas antiguas, poco a poco se ha ido renovando té y poniéndose como la nueva moda del siglo XXI.

Y usted, ya tomó su taza de té, hoy?

Por Neen M.

 

Encuentre dentro del portafolio de productos de Bebidas Express, tés de manzana, limón, durazno, mandarina y frutos rojos

Deja un comentario